El coro, que promueve las voces talentosas de niñas y niños desde los 6 años, es una de las apuestas de la Fundación Esperanza Azteca.

Nueve privilegiadas voces del coro Esperanza Azteca pusieron la nota artística hoy en Casa Abierta, espacio dedicado a la participación y el contacto directo entre el Presidente Salvador Sánchez Cerén con distintos sectores sociales.

Las niñas y niños, dirigidos por el maestro José Eduardo Figueroa y acompañadas con el piano por la maestra Helen Mejía, entonaron Vereda Tropical, Canción con Todos, Piel Canela, Reloj y Mamma Mia.

Fernanda Henrriquez, de 11 años, detalló que es la segunda ocasión que cantan ante el Presidente y la Primera Dama, Margarita Villalta de Sanchez, luego de hacerlo por primera vez el 15 de enero pasado en la inauguración del Monumento a la Reconciliación.

“Es un orgullo cantar frente al Presidente, puedo expresar mis sentimientos y talento”, dijo la talentosa niña.

Yohana Cruz, de 15 años, quien está en el coro desde su fundación, expresó que es un “orgullo” participar en Casa Abierta y que el Presidente “vea cómo estamos trabajando”.

“Hay niños que se están esforzando, queremos que las nuevas generaciones vayan por mejores caminos”, expresó Cruz.

Para Karla Quiroa, de 13 años, Casa Abierta les ha dado este día la oportunidad de “demostrar a la gente nuestro talento”.

El maestro Figueroa, violista en la Orquesta Sinfónica de El Salvador, explicó que el coro y la sinfónica de la Fundación Esperanza Azteca -a parte de la enseñanza de la música- fomenta valores en los talentosos niñas, niños, jóvenes y adolescentes; así como los mantiene alejados de los peligros de la calle ocupando su tiempo en cosas muy positivas.

El programa Casa Abierta estuvo hoy dedicado a la educación financiera, un programa que impulsa la Superintendencia del Sistema Financiero y el Ministerio de Educación, con el apoyo de entidades financieras públicas y privadas, así como universidades.

conversaciones de facebook