El Hospital representa una deuda histórica para la población del oriente del país, y con ello se da cumplimiento a uno de los ejes de trabajo de la actual administración de brindar servicios con calidad, calidez y atención oportuna.

«Lo más importante de este gobierno es lo que se está haciendo; entregando una obra, se está adquiriendo el equipo y se está contratando el personal necesario para que funcione a la perfección», señaló el director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Ricardo Cea.

Esta obra, cuya orden de inicio se dio a mediados de diciembre 2016, presenta un 3.5 % de avance, que incluye la excavación estructural, llenado de concreto, trabajos de terracería, armaduría de acero para fundaciones y finalización de oficinas provisionales.

La inversión del proyecto es de $76 millones, y se ejecutará en 27 meses, es decir, se espera esté lista para el año 2019. El proyecto generará 4,600 empleos durante todo el proceso de construcción y beneficiará a más de 190 mil derechohabientes de la zona oriental con atención en salud.

El titular del ISSS dijo que mientras dure la ejecución de la obra, la institución ha readecuado temporalmente los diferentes servicios de consulta externa, emergencias, nefrología y demás servicios de apoyo en los hospitales San Juan de Dios, San Francisco y Nuestra Señora de La Paz a fin de no afectar la atención médica de los usuarios.

También destacó que se tiene un convenio de cooperación con la Alcaldía Municipal de San Miguel, para utilizar un terreno que está contiguo a la unidad médica con el objeto de facilitar el depósito de materiales y la construcción de instalaciones provisionales que requiere la edificación del nuevo hospital.

conversaciones de facebook