La nueva Política de Ahorro y Eficiencia en el Gasto es de estricto cumplimiento para empleados de Gobierno y funcionarios. Las instituciones deben reportar cada tres meses los ahorros obtenidos a la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción y a la Dirección General del Presupuesto.

El Gobierno ya implementa su nueva Política de Ahorro y de Eficiencia en el Gasto del Sector Público 2017, la cual tiene más de 20 medidas para hacer un uso racional y efectivo de los recursos públicos.

El documento está publicado en el sitio web del Ministerio de Hacienda. La medida tiene como objetivo fomentar el ahorro, a través de una gestión honesta y transparente en el uso de los fondos. (DESCARGUE EL DOCUMENTO)

La Política es de aplicación obligatoria en todas las dependencias del gobierno central e instituciones descentralizadas no empresariales que reciban subsidio o subvención del Estado. Además, también deben cumplirla  las empresas públicas no financieras, cuyos presupuestos provienen de recursos propios, inclusive el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

El documento se emitió el 26 de marzo pasado y entró en vigencia a partir de su publicación en el Diario Oficial el tres de abril.

En el artículo seis de la Política se detallan las medidas de austeridad, mismas que Transparencia Activa resume a continuación:

 -Se analizarán los montos a pagar a los empleados y funcionarios de las instituciones del sector público no financiero, que sean permanentes o estén bsjo contrato.

 -Se prohíbe la creación de plazas nuevas de trabajo, salvo las estrictamente necesarias para la implementación del Plan El Salvador Seguro y las relacionadas con los servicios de salud.

 -Se prohíbe la contratación de personal bajo  «servicios profesionales».

 -Se prohíben los incrementos salariales.

 -Las dietas deben ser acorde a lo estipulado en el presupuesto de este año.

 -Los ahorros generados por las instituciones podrán usarse previa autorización del Ministerio de Hacienda.

 -No se otorgarán beneficios económicos o en especies a los empleados públicos, salvo los pactados previamente en los contratos colectivos.

 -Prohibir los incrementos de las prestaciones sociales a los empleados en los nuevos contratos colectivos a suscribirse en 2017.

 -No se utilizarán fondos públicos para proporcionar alimentos, bebidas, refrigerios a los funcionarios y empleados de la misma institución.

 -Los vehículos oficiales y de uso discrecional propiedad del Estado solo se utilizarán para los fines de la institución y deben quedar resguardados en los respectivos estacionamientos institucionales.

 -Para envío de documentación se debe ocupar preferentemente el correo electrónico, escáner y la utilización del internet para tal fin.

 -Se prohíbe la impresión de libros, revistas, boletines o cualquier publicación que no esté relacionada con el trabajo de la institución. Se debe promover el uso de medios digitales para la difusión de la información.

 -Uso racional de los servicios de agua, electricidad, telecomunicaciones. En el caso de la telefonía móvil, se debe mantener un número limitado de teléfonos celulares y asignarlos tomando en cuenta las atribuciones, necesidades y funciones del funcionario y el empleado. En ningún caso, las cuotas de consumo deben superar los $30 mensuales.

 -Se debe racionalizar el arrendamiento de bienes inmuebles, buscando el apoyo de instituciones que puedan ayudar con esa necesidad.

 -Se suspenden los viajes al exterior de ministros, viceministros, presidentes de autónomas, presidentes de instituciones autónomas, titulares de entidades descentralizadas, entre otros. El personal y los funcionarios que participen en congresos, seminarios, capacitaciones, pasantías y demás, podrán hacerlo si el organismo que invita o desarrolla la actividad financia el viaje. Se dará el permiso previa autorización de los despachos ministeriales o las máximas autoridades de la institución.

 -Se prohíbe el gasto en consultorías para realizar capacitaciones, estudios e investigaciones financiados con recursos del Fondo General.

 -Se debe racionalizar el gasto en publicidad y se prohíbe la adquisición de nuevos vehículos en general. En este último se exceptúan los carros a utilizarse para el desarrollo del Plan El Salvador Seguro.

 -Se prohíbe la compra de nuevas fotocopiadoras e impresoras de inyección que generen costos elevados por la adquisición de tintas.

 -Se restringe la adquisición de seguros de vida y médico hospitalarios con fondos públicos. Se exhorta a los empleados y funcionarios a usar los servicios de salud público.

 -Se prohíbe financiar con fondos públicos cualquier clase de eventos sociales como fiestas navideñas, día del contador, día de la secretaria, día de la enfermera, día del motorista, aniversarios institucionales, recepciones y similares, así como gastos a fines a esas celebraciones.

Tomado de Transparencia Activa

conversaciones de facebook