La veda busca proteger el camarón en la época de mayor reproducción y así garantizar su desarrollo hasta la etapa juvenil. Según estudios, más de 5,000 crías de camarón marino mueren cuando se pesca una hembra grávida (con huevos).

La veda tendrá una duración de 42 días, a partir del 20 de abril hasta el 31 de mayo 2017, periodo en el que queda prohibida la pesca de este fruto del mar en aguas salvadoreñas, por decreto del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Dirección General de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (CENDEPESCA).

Esta medida no implica prohibir el consumo de camarón. «El consumo de camarón, bajo ninguna circunstancia, está restringido, no significa dejar de comer camarón marino, escasez, ni incremento en el precio,  lo que está prohibido es la captura del camarón en este período de la veda», recalcó el ministro de agricultura y ganadería, Orestes Ortez.

«Tampoco estamos dispuestos a tolerar incrementos especulativos en los precios del camarón. Tengan la seguridad que no vamos a tener ningún reparo con las personas que traten de especular. Hay existencia de camarón en el país», indicó el funcionario.

Informó además que El Salvador cuenta aproximadamente con 19 mil pescadores de camarón que realizan faenas cotidianas y 52 dedicados a la pesca industrial.  «Pensamos que no vamos a llegar a las medidas de sanción, porque tanto con los pescadores artesanales, como con los industriales existe cooperación», añadió.

Durante la veda, las personas que  pescan, consumen, comercializan, importan y exportan camarón marino, deben tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.    Si pesca en tiempo de veda, se le impondrán sanciones y multas.

2.    Al trasladar camarón marino procedente de los inventarios reportados, debe portar la guía de transporte de productos pesqueros, para que no se  decomise el producto.

3.    Los productores de camarón en estanques, deben demostrar a CENDEPESCA que la larva procede de laboratorios nacionales o internacionales y no del mar.

4.    Los importadores de camarón de mar tienen que demostrar que dicho producto no procede de un país que se encuentre en veda.

Cabe destacar que la veda de este recurso  no significa dejar de comer camarón marino, escasez, ni incremento en el precio. Si consume camarón fresco durante el período de la veda, asegúrese que provenga de estanques y comercios con inventarios reportados a CENDEPESCA.

La veda se establece cuando los recursos se encuentran amenazados, por lo que la medida pretende promover una pesca sostenible y sustentable.

Para denuncias e información llamar al teléfono: 2210 -1915 o consultar en las oficinas de CENDEPESCA diseminadas a escala nacional.

conversaciones de facebook