El componente de Educación Flexible del Ministerio de Educación (MINED) prevé el regreso al sistema educativo de unos 16 mil estudiantes este año, mediante las modalidades de Tutorías para Nivelación Académica y Educación Básica Acelerada.

El retorno a las aulas de estas niñas, niños, adolescentes y jóvenes será posible a través de una inversión de 4 millones 250 mil dólares, provenientes de la contribución espacial, a través de las medidas extraordinarias de prevención del Plan El Salvador Seguro (PESS).

Este fondo permitirá la continuidad educativa de 4,870 estudiantes que regresaron a la escuela en 2016, mediante Educación Flexible, y la atención para nivelación académica de 16,000 más, sumando en total 20,870 estudiantes que podrán alcanzar el nivel de educación media.

El presupuesto y las acciones de la oferta flexible se destinarán a 26 municipios que se encuentran en la lista de priorizados del PESS, por presentar mayores índices de violencia y criminalidad.

A las acciones preventivas en estos municipios se suma la oferta de educación Técnica Vocacional, que el MINED abre tanto para estudiantes del sistema regular como para aquellos que se incorporen a Educación Flexible, con un presupuesto de 2 millones de dólares.

«Estamos haciendo todo un esfuerzo por atraer a los niños que están fuera del sistema. Este año ya vamos con los 26 municipios priorizados e intentamos ampliarlo, la flexibilización de la educación es para todos aquellos que abandonaron el sistema educativo», dijo el ministro de educación, Carlos Canjura.

Los municipios que actualmente se intervienen con la oferta educativa son: Colón, Soyapango, Ciudad Delgado, Mejicanos, San Salvador, Cojutepeque, Zacatecoluca, Sonsonate, Jiquilisco, Santa Ana, San Juan Opico, Quezaltepeque, Chalchuapa, San Martín, Apopa, Izalco, Nahuizalco, Santiago Nonualco, Olocuilta, San Pedro Perulapán, San Miguel, Usulután, Ahuachapán, Conchagua, San Vicente e Ilobasco.

conversaciones de facebook