Al cierre de 2016 el Fondo Social para la Vivienda (FSV) registró una inversión de $48.18 millones a nivel nacional en el financiamiento de 1,563 créditos para vivienda nueva, garantizando casa propia para 6,500 personas.

Este monto significó un aporte importante para dinamizar la economía nacional, a través del sector vivienda y construcción, además del apoyo a la industria, comercio y la generación de empleos directos e indirectos.

Este año, el sueño de tener casa propia puede ser una realidad, con créditos hipotecarios de hasta $125,000.00, de acuerdo a los ingresos familiares o individuales.

La línea de Vivienda Nueva del FSV cuenta con tasas de interés desde el 6% anual para la vivienda nueva de interés social, hasta $32,200.00 y hasta 25 años plazo (y 30 años para el Programa Casa Joven), sin comisiones por trámite.

En esta línea el FSV ofrece créditos mancomunados de hasta 3 personas. Pueden aplicar trabajadores del sector formal o de ingresos variables, cumpliendo con requisitos sencillos: empleado con 6 meses mínimo de cotizaciones en alguna AFP o para el sector comercio tener ingresos comprobables; ser sujeto a seguro de deuda, contar con buen record crediticio en el sistema financiero y estar solvente con el Ministerio de Hacienda para  precio de venta mayor o igual a $30,000.00.

Actualmente, el FSV financia vivienda nueva en diferentes zonas del país, con precios que van desde $11,300.00 hasta $125,000.00, en los municipios de San Salvador, Apopa, Cuscatancingo, Mejicanos, Tonacatepeque, Colón, Quezaltepeque, San  Miguel, Santa Ana, Chalchuapa, San Sebastián Salitrillo, Acajutla, Sonsonate y Sonzacate.

conversaciones de facebook