«Personalmente me siento muy contenta porque he producido tomate por primera vez y estar acá en este taller es un beneficio extra, pues si le damos el tratamiento adecuado a la salsa que hoy elaboramos y envasamos la podemos mantener por un año sin que se dañe», aseguró Maria Maura Díaz, productora de la comunidad la Labor, Ahuachapán.

María Maura Díaz, junto a más de 15 mujeres emprendedoras del departamento de Ahuachapán, fue capacitada en elaboración de salsas, a través de talleres impartidos por personal del Laboratorio de Tecnologías de Alimentos del Cntro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal «Enrique Álvarez Córdova» (CENTA).

La capacitación fue en la elaboración de salsa criolla, e incluyó la explicación sobre buenas prácticas de manufactura (BPM): el aseo personal, vestimenta adecuada, limpieza del lugar donde están procesando los alimentos, entre otros factores relevantes.

 La elaboración de la salsa criolla es un proceso que tarda dos horas aproximadamente, desde el lavado del tomate, picado del resto de ingredientes, hasta pasar a la cocción y envasado, según explicó Aurora Valle, técnica del laboratorio de alimentos del CENTA.

 «Esta salsa que estamos enseñando a preparar, puede ser una base para otras que este grupo de mujeres deseen elaborar, dándole el toque personal, recordemos que con esta información ellas quedan aptas para que puedan emprender su negocio o vender producto procesado a pequeña, mediana o gran escala», destacó Valle.

 La salsa criolla que se preparó  se guarda  caliente en envases de vidrio, previamente esterilizados, y es un producto que puede tener tiempo de vida de anaquel de hasta un año, en ambiente adecuado.

 Este es uno de varios servicios que el Laboratorio de Alimentos del CENTA ofrece, no solo para las familias productoras atendidas por las agencias de extensión, sino a todo grupo de personas organizadas y motivadas que soliciten información en el procesamiento de alimentos.

El conjunto de mujeres no es primera vez que asiste a capacitaciones en el laboratorio de alimentos, antes ya fueron capacitadas en la elaboración de productos post-cosecha de frijol, encurtidos, deshidratados de frutas, entre otros.

conversaciones de facebook