Sentencia del Tribunal Sancionador de la Defensoría del Consumidor es confirmada por Sala de lo Contencioso Administrativo.

La Ley de Protección al Consumidor otorga a los consumidores el derecho de realizar pagos anticipados en sus créditos y a los proveedores de servicios financieros la obligación de recibirlos. El banco HSBC, ahora Davivienda, incumplió el art. 19, literal m) de la citada ley, y el Tribunal Sancionador de la Defensoría del Consumidor, lo sancionó por infracción grave al art. 42, literal b) por la vulneración de este derecho a una consumidora a quien el banco penalizó ilegalmente con un cargo de $ 1,210.59.

Por esta infracción, el Tribunal Sancionador emitió sentencia el 8 de diciembre de 2006, sancionando al banco HSBC con una multa de $ 7,000. Este proveedor, inconforme con la decisión del Tribunal Sancionador, que declaró no a lugar el recurso de revocatoria demandó al Tribunal ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, que le concedió una victoria temporal al admitirsela y resolver a su favor en perjuicio del derecho de propiedad de la consumidora afectada.

Diez años después y a consecuencia de un amparo presentado en 2015 por la Presidenta de la Defensoría, Yanci Urbina, en defensa de los derechos e intereses de las personas consumidoras, la Sala de lo Constitucional, resuelve en la sentencia 138-2015, a favor el amparo contra la Sala de lo Contencioso Administrativo.

Esta sentencia favorable de amparo dejó sin efecto el primer fallo emitido por la Sala de lo Contencioso Administrativo a favor de HSBC, ordenándole emitir una nueva resolución definitiva en el plazo de quince días hábiles, ajustándose a los parámetros de constitucionalidad establecidos.

Tanto la Sala de lo Constitucional como la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, en su resolución 376-2007 confirman que está prohibido el cobro de comisiones o cargos por pagos anticipados en los créditos que realicen los consumidores, aunque hayan pactado lo contrario, y que el Tribunal de la Defensoría al sancionar a HSBC ahora Davivienda, actuó contra una práctica ilegal conforme a las disposiciones establecidas en Ley de Protección al Consumidor.

La sentencia del Tribunal Sancionador, establece un precedente importante en la materia para que los proveedores de productos y servicios financieros cumplan la ley, se abstengan de realizar cobros ilegales en las operaciones de crédito o bancarias y respeten los derechos de las personas consumidoras.

La Defensoría del Consumidor exige a los proveedores de servicios financieros que cumplan la Ley de Protección al Consumidor y reitera que no va a permitir la vulneración de derechos de las personas consumidoras, persiguiendo las prácticas ilegales con todos los recursos que le franquea el marco jurídico vigente.

conversaciones de facebook