Ha permitido la reincorporación de personas al sistema educativo, quienes habían permanecido sin estudiar durante muchos años.

La educación flexible impulsada por el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén es una oportunidad para aquellas personas que por diferentes razones tuvieron que abandonar sus estudios.

Ejemplo de ello es Gloria Oporto de Martínez,  madre soltera de 47 años quien tuvo que dejar la escuela a  los 16, y entregarse al cuidado y mantenimiento de sus hijos.

Actualmente  estudia en el programa en la sede del Centro Escolar Juana López de Ciudad Delgado. Esta experiencia le ha permitido abrirse el camino para cumplir el sueño de ser una profesional.

“Dejé de estudiar hace 31 años, mis sueños de niña se quedaron, pero con el nuevo programa del Ministerio de Educación estoy sacando mi segundo año de bachillerato, espero este año ya ser una bachiller”, dijo.

Asimismo, pidió al mandatario el apoyo de su gobierno para continuar con sus estudios superiores, ya que su sueño es convertirse en una licenciada en enfermería.

“Pidiéndole a usted, como representante del centro escolar, que nos ayude con becas para seguir superándonos como delgadenses. Agradecerle los diferentes programas que tienen, que nos permite demostrar que no solo los jóvenes pueden realizar sus sueños, también los adultos”, destacó.

El pasado 31 de mayo de 2016 se aprobó la asignación de $3.1 millones al Ministerio de Educación de los fondos provenientes de la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia.

Dichos fondo se orientaron a realizar intervenciones extraordinarias en centros educativos de los 10 municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro (PESS), y entre los componentes atendidos figura el Programa de Educación Flexible: Proyecto de Flexibilización de la Educación.

El objetivo de este proyecto es dar la continuidad educativa a los niños, niñas,  adolescentes, jóvenes y adultos integrados en la Fase I del proyecto de Flexibilización de la Educación en el marco de las medidas extraordinarias del PESS.

Los municipios donde se ejecuta este proyecto son: Colón, Soyapango, Ciudad Delgado, Mejicanos, San Salvador, Cojutepeque, Zacatecoluca, Sonsonate, Jiquilisco y Santa Ana.

De acuerdo con datos del Ministerio de Educación, 4,715  jóvenes se matricularon en las diferentes modalidades ofertadas, de una meta propuesta de 4,000, logrando el 117.88% del cumplimiento. Para ello se dispusieron 69 sedes educativas, 8 de las cuales fueron sedes comunitarias.

Asimismo, con los $2.2 millones aprobados este año (2017) para dar continuidad a las medidas extraordinarias, se han abierto 104 sedes  para la incorporación de estudiantes al sistema educativo en el presente año lectivo.

De ese monto se destinarán $ 650,000.00 para la continuidad de la educación flexible, los demás fondos serán utilizados para mejoramiento de infraestructura y atención psicosocial.

conversaciones de facebook