Son cuatro proyectos de investigación aplicada a la industria, dos de ellos han sido coordinados por el Ministerio de Economía (MINEC): una propuesta para elevar la calidad del calzado escolar y sobre los productos plásticos.

Los dos proyectos liderados por el MINEC han sido desarrollados bajo el modelo triple hélice universidad-empresa-gobierno.

El proyecto «Desarrollo de una propuesta estándar de calidad en la línea de calzado escolar»,  fue presentado por la Universidad Católica de El Salvador (UNICAES), en coordinación con la Dirección de Innovación y Calidad el MINEC, y busca desarrollar una propuesta de estándar nacional de calidad de materias primas para la producción de la línea de calzado escolar en El Salvador; esta investigación beneficiará principalmente a los productores de calzado escolar, que en su mayoría son micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES).

De acuerdo con la viceministra de comercio e industria, Merlin Barrera, este proyecto potenciará el valor agregado y la calidad del calzado nacional, y se estimularán las exportaciones provenientes del sector. «Adicionalmente nos permitirá contar en el país con la primera planta de análisis técnico del laboratorio físico-químico y mecánico que formará parte del Centro de Diseño y Desarrollo del Calzado, por un monto de  100,000 dólares», indicó Barrera.

El segundo proyecto se denomina «Estudio de la confiabilidad de los productos plásticos fabricados con moldes de baja corrida», y fue presentado por la Universidad Don Bosco, a través del Centro Nacional de Empaque para la PYME, en coordinación con la Dirección de Políticas Productivas del Ministerio de Economía.

Gracias a la firma de este día, se estará dando solución a una de las problemáticas más importantes de la industria de envases en el país, ya que, actualmente, el costo inicial para la elaboración de moldes de acero es alto y solo es conveniente cuando se logran los volúmenes de producción lo suficientemente elevados como para sufragar la inversión en el molde. Esta situación representa una importante limitante para las pequeñas y medianas empresas que tienen interés en personalizar sus envases.

«Confiamos en que el modelo de triple hélice es la clave para responder a esta dinámica productiva. Tenemos también los conocimientos, la creatividad y el entusiasmo de nuestros jóvenes, con ganas de hacer de El Salvador una marca de calidad mundial. Agradecemos el apoyo de USAID mediante el Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico, quienes han creído en el potencial de dichos proyectos para dinamizar la economía nacional», puntualizó la viceministra.

Para llevar a cabo estos dos proyectos se firmó convenios entre el Ministerio de Economía y las universidades que lideran estos esfuerzos: Universidad Don Bosco (UDB), Universidad Católica de El Salvador (UNICAES) y Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), las cuales han contado con el apoyo directo de empresas en busca de soluciones tecnológicas que las vuelvan competitivas.

conversaciones de facebook