«Hace unos años un fotógrafo ganó un premio precisamente con una imagen extremadamente dolorosa de un niño africano, en un estado de caquexia, y prácticamente un ave de rapiña encima de él (…) esta persona que ganó terminó suicidándose, porque se dio cuenta que había visto algo, con lo que ganó un premio, pero a la vez se sintió culpable de no haber hecho nada», aseveró.

Por María José Beltrán, redacción AvancES


La presidenta de la Asociación Salvadoreña de Psiquiatría,  filial del Colegio Médico de El Salvador, Dra. Claudia Campos, reflexionó sobre las imágenes difundidas por El Diario de Hoy y el periódico MÁS, el pasado domingo 6 de agosto, entorno al accidente automovilístico en el que falleció la Dra. Delis Ruiz.

La psiquiatra cuestionó la falta de ética profesional en estos casos y remarcó el daño e irrespeto a los familiares de las víctimas de estos sucesos, así como el impacto a nivel psiquiátrico en una sociedad que tolera y ve normal la publicación de este tipo de información.

«Sí es importante la noticia, pero no necesariamente la parte gráfica, de esa manera tan explosiva, de tal manera que, todos tengamos el impacto de ese momento, porque (…) una imagen trasmite mucho», aseguró Campos.

La Dra. dijo que no solo se trata del lamentable hecho ocurrido el pasado fin de semana, sino de todos los acontecimientos en que se vulnera la privacidad y se irrespeta a las familias dolientes por la pérdida de algún ser querido.

Asimismo, recalcó la importancia de proteger la salud mental de la población en general, y de los mismos periodistas involucrados en la construcción y presentación de este tipo de noticia, «hay que pensar en la salud mental. La salud mental se va dañando continuamente con este tipo de eventos», añadió.

«Hace unos años un fotógrafo ganó un premio precisamente con una imagen extremadamente dolorosa de un niño africano, en un estado de caquexia, y prácticamente un ave de rapiña encima de él (…) esta persona que ganó terminó suicidándose, porque se dio cuenta que había visto algo, con lo que ganó un premio, pero a la vez se sintió culpable de no haber hecho nada», aseveró.

Campos aseguró, además, que la presentación de la información de la forma en que hicieron estos dos medios, provoca que se normalicen este tipo de imágenes, «debería manejarse con más ética, con más responsabilidad moral y con más cultura (…) esto es como decir “esto es lo de tú vida, lo de tu pueblo y lo de todos los días”, y lo único que hace es llegar a provocar estados más severos de depresión, ansiedad, estrés por trauma, tristeza, abandono de sí mismo».

La profesional explicó que un manejo ético de la presentación de la información también abonaría a un bienestar mental para las futuras generaciones, pues estudios confirman que los hijos de personas que vivieron una guerra, por ejemplo, a nivel genético les son transmitidas emociones como depresión y ansiedad.

Campos recordó, sobre este mismo tema, que en otro país ella tuvo la oportunidad de conocer sobre el manejo ético en la presentación de los hechos para la prensa escrita, en donde las imágenes que muestran sangre son publicadas en blanco y negro, lo cual es una normativa de carácter legal.

Al respecto dio a conocer su solicitud para los medios en nuestro país: «Pediría que lo publicaran en blanco y negro, por lo menos».

«Es importante proteger lo más posible, sin dejar de informar lo importante, siempre creo que el periodista tiene una labor muy grande, pero debe pensar en proteger, sea a él mismo, en proteger a los demás y también en no dañar más y respetar esos momentos de dolor. El respeto es básico en cualquier sociedad humana», finalizó la profesional.

conversaciones de facebook