La actual administración ha dado continuidad a programas exitosos dirigidos a las mujeres e implementado nuevas iniciativas, beneficiando a miles de salvadoreñas.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén ejecuta sus programas de beneficio social bajo una perspectiva de género, poniendo en marcha iniciativas dirigidas a la reivindicación de los derechos de las mujeres y dando continuidad a otras que están contribuyendo a su desarrollo.

Durante 2016, la Secretaría de Inclusión Social profundizó su labor en beneficio de las salvadoreñas y de sus familias, a través del programa Ciudad Mujer.

Pasados seis años desde la inauguración de la primera sede en Colón, en el departamento de La Libertad, y la posterior apertura de seis centros funcionando en todo el país, el programa Ciudad Mujer ha atendido a más de 1 millón 421 mil usuarias y brindado cerca de 4 millones de servicios.

Bajo la administración del Presidente Sánchez Cerén, en el marco de este programa, se ha lanzado una nueva iniciativa que ha mostrado ser de gran beneficio: Ciudad Mujer Joven, mediante la cual se imparten los diferentes módulos de atención del programa Ciudad Mujer, adecuados para las adolescentes y jóvenes.

Puesta en marcha en las sedes de Santa Ana y San Miguel, Ciudad Mujer Joven ha permitido alcanzar la suma de 14,511 mil jóvenes y adolescentes atendidas desde 2014, año en que esta fue puesta en marcha como una prueba piloto en la sede de San Martín.

La iniciativa será ampliada este año a las sedes de Colón y Morazán. Para el cierre del 2017, se contará con servicios y oportunidades de Ciudad Mujer Joven en todos los centros de atención del programa Ciudad Mujer a nivel nacional.

Este esfuerzo ha sido reconocido incluso a nivel internacional. Recientemente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el documento “Planes de igualdad de género en América Latina y el Caribe: Mapas de ruta para el desarrollo”, destaca que Ciudad Mujer Joven “ha significado un importante aporte a la prevención de la violencia y a la atención y reparación de derechos a las víctimas de violencia de género”.

“En este programa están comprometidas e involucradas instituciones públicas de distintos sectores que brindan atención y servicios en los ámbitos de salud, salud reproductiva y sexual, inclusión económica, desarrollo productivo, justicia y protección a las víctimas de violencia contra las mujeres”, señala el documento.

El apoyo gubernamental también va dirigido a las mujeres jefas de hogar, con programas que buscan respaldar su derecho la propiedad y a la autonomía económica.

Ejemplo de ello constituye las escrituras de propiedad que el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) ha entregado a mujeres bajo la administración del Presidente Sánchez Cerén: de las 19,963 escrituras entregadas en lo que va de su gestión 9,275 han sido para salvadoreñas.

Además, el ISTA inauguró la Unidad de Género, a iniciativa de la Primera Dama, Margarita Villalta de Sánchez, proporcionando a las mujeres asesoría jurídica y jornadas de promoción de leyes en su beneficio, con el apoyo y colaboración de otras instituciones como ISDEMU, Ciudad Mujer, Ministerio de Salud y el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), beneficiando a 1,750 mujeres.

A estos esfuerzos se suma el apoyo crediticio para las emprendedoras. A través de su programa Banca Mujer, BANDESAL ha beneficiado a la fecha (desde su lanzamiento en 2013) a más de 6,400 mujeres con créditos, garantías, capacitación y asistencia técnica para poder sacar adelante a sus empresas.

Más de $8 millones han sido entregados en créditos a 1,506 mujeres beneficiarias del programa y otros 44 millones han sido otorgados en garantías, beneficiando a 2,851 mujeres. A estas se suman otras 2,179 que han recibido capacitaciones para ejecutar sus inversiones.

Con el apoyo de ONU Mujeres, la Secretaría de Inclusión Social y la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo, BANDESAL también impulsa el programa Fondo Mujer, que ha beneficiado a la fecha a 46 mujeres con créditos que ascienden a $86,020 que han servido para empoderar económicamente a las mujeres, especialmente a las más vulnerables que viven en extrema pobreza y exclusión.

Esta decisión de privilegiar las políticas en favor de la mujer, expresadas desde el inicio de su gestión, fue confirmada por el Presidente Sánchez Cerén durante la firma del Pacto por la Igualdad junto a los presidentes de los demás órganos del Estado en 2016, un documento que sella el compromiso del país por reivindicar a las mujeres.

“Estamos fomentando el reconocimiento de la mujer como parte imprescindible de nuestra sociedad, y como la gran protagonista del desarrollo de nuestros pueblos a favor de la paz y el progreso”, aseguró en esa ocasión el Presidente.

conversaciones de facebook