La medida cautelar que habilita los carriles del SITRAMSS para el uso de todos los vehículos, pone en riesgo los esfuerzos nacionales por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que El Salvador asumió cuando firmó el Acuerdo de París.

La ministra de medio ambiente, Lina Pohl, envió una nota al presidente de la Sala de lo Constitucional, José Oscar Armando Pineda Navas, con relación a la medida  cautelar –emitida el pasado 8 de mayo–, que habilitó para uso público los carriles del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS).

En el escrito, la ministra explica que dicha medida pone en riesgo los compromisos adquiridos por El Salvador ante el Acuerdo de París que fue adoptado el 12 de diciembre de 2015 durante la Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas  sobre Cambio Climático (COP21), en París, Francia y firmado el 22 de abril de 2016 en la sede de la ONU en Nueva York.

La titular expone también que El Salvador está obligado a cumplir con todos los compromisos establecidos en el Acuerdo de París, donde los 145 países firmantes deben dar cumplimiento con las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés)  y el SITRAMSS es uno de esos proyectos que buscan dar respuesta a la amenaza del cambio climático.

En esa NDC está incluida, como parte de los esfuerzos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que: «En el período 2018 – 2025 El Salvador habrá puesto en marcha la segunda etapa o fase del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS) cubriendo su eje norte - sur, desarrollando un componente masivo de sensibilización social que asegure el involucramiento ciudadano para que el mismo alcance su máximo potencial de reducción de emisiones…»

conversaciones de facebook