Los encargados de engalanar la fiesta cultural dedicada al monumento nacional este 1 de marzo, fueron la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES), el Coro Nacional y el Coro OPES, en un concierto dirigido por el maestro German Cáceres, quienes fueron ovacionados por los cientos de personas que llenaron la Gran Sala del teatro.

Después de más de cinco horas de actividades artísticas culturales que llenaron de colorido y belleza el interior y exterior del Teatro Nacional de San Salvador, la Secretaría de Cultura de la Presidencia realizó el acto oficial de celebración del centenario del emblemático espacio, con el lema “Nuestra historia plasmada en un siglo”.

Los encargados de engalanar la fiesta cultural dedicada al monumento nacional este 1 de marzo, fueron la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES), el Coro Nacional y el Coro OPES, en un concierto dirigido por el maestro German Cáceres, quienes fueron ovacionados por los cientos de personas que llenaron la Gran Sala del teatro.

“Durante estos cien años, el Teatro Nacional ha sido la morada de grandes personalidades, aquí  sonaron las exquisitas melodías del vals ‘Bajo el almendro’ del maestro David Granadino y los esplendidos acordes de ‘El carbonero’, de nuestro querido Pancho Lara. También, fue el refugio de las bellas interpretaciones de compositor Agustín Pío Barrios, conocido como «Nitsuga Mangoré»; así como de las delicadas melodías de la Orquesta Sinfónica de El Salvador”, manifestó la secretaria de Cultura de la Presidencia, Silvia Elena Regalado.

Entre las melodías que se interpretaron en el espectáculo musical dedicado al primer siglo del Teatro Nacional están: La obertura de la ópera “Las bodas de Fígaro”, de W.A. Mozart; “Va pensiero” (coro de los esclavos) de la ópera “Nabucco”, de G. Verdi; “Regina Coeli”, coro de la ópera “Cavalleria rusticana”, de P. Mascagni; coro de “Los herreros”, de la ópera “Il Trovatore”; así comocoro “Gloria al Egipto” y la “Marcha triunfal”, de la ópera “Aida”, de G. Verdi.

Asimismo, el público disfrutó de las interpretaciones solistas de Michelle Tejada, con el aria “Una voce poco fa”, de la ópera “El Barbero de Sevilla”, de G. Rossinni; Conny Palacios de Merino con“L’amour est un oiseau rebelle” (Habanera) de la ópera “Carmen”, de G. Bizet; Remy Renderos, quien entonó “Nessun dorma”, de la ópera “Turandot”, de G. Puccinni; y Gracia María Gonzálezcon “Si mi chiamano Mimi” de la ópera “La Boheme”, de G. Puccini.

La titular de Cultura recordó que hubo una época en que el teatro estuvo en ruinas, por el mal uso que se le dio a sus espacios, utilizados por años como oficinas de los Juzgados de Paz, alcaldía, policía municipal, biblioteca y como sala de cine, y que ahora eso es historia.

“Ahora, en vísperas de su siglo de existencia, con más de 60 mil asistentes en el 2016,  luce radiante, hermoso y haciendo gala al título de Monumento Nacional; frescura que igualmente han gozado los 450 niños y niñas del proyecto nacional de La Colmenita. Agradecemos su remozamiento en la pintura de la fachada al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele”, expresó la secretaria de Cultura.

Previo al concierto, se presentó el corto documental “El Nacional”, elaborado este año por la Dirección de Cine y Audiovisuales de Secultura, exclusivamente para celebrar el centenario del Teatro Nacional de San Salvador.

La dirección estuvo a cargo de Marvin Aguilar, quien comentó sobre el audiovisual de 25 minutos: “El Nacional es la forma coloquial en que los habitantes de antaño se referían al teatro ubicado en el centro de San Salvador, construido entre 1911 y 1917, luego que un incendio destruyera al antiguo edificio de madera. Este documental cuenta su historia”, explicó Aguilar.

“El Teatro Nacional hace un gran trabajo en la conservación del arte, especialmente en las artes escénicas y en el tema de la promoción de figuras clásicas”, aseguró Jacob Villalta, asistente a la celebración.

conversaciones de facebook