El área ha sido instalada en el Hospital Nacional San Juan de Dios con mejoras en la infraestructura y un equipamiento moderno para brindar mayor calidad en la atención a recién nacidos.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén inauguró hoy la moderna Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) «Jürg Weis», en el Hospital Nacional San Juan de Dios, de Santa Ana, en la cual se brindará atención oportuna y especializada a los infantes en sus primeros días de vida. 

La nueva unidad, cuyo nombre rinde homenaje al reconocido ciudadano suizo que mostró su solidaridad con el pueblo salvadoreño en diferentes luchas sociales, cuenta hoy con modernas y seguras instalaciones, equipos de alta calidad, los suministros necesarios, y un equipo especializado de médicos y paramédicos para dar una mejor atención a los recién nacidos. 

De igual forma, en lo referido a la infraestructura, se amplió el segundo nivel para el funcionamiento de diez incubadoras, una estación de enfermería, bodegas de equipos y de insumos y un área para médicos residentes.

Asimismo, sobre el tercer nivel del edificio, se construyeron las instalaciones del nuevo albergue materno, con capacidad para dieciocho camas, baños y lavandería.

La obra contó con el apoyo de la Asociación de Ayuda Médica para Centroamérica (AMCA) por un monto de $415,000 para infraestructura y $295,000 para equipamiento, con una contrapartida del hospital de $260,000 para infraestructura y $90,000 para equipo, sumando un total de 1 millón 60 mil dólares.

«Los beneficios para la población neonatal no terminan aquí. Se prevé, para finales de este año, iniciar el Proyecto de Transporte Inter-hospitalario del Neonato Crítico, con fondos de la cooperación suiza, en el empeño de continuar cambiando la vida de miles de niños y niñas con la solidaridad de este país amigo», dijo el mandatario.   

La UCIN depende del Departamento de Pediatría del hospital y brinda atención a los recién nacidos provenientes del Departamento de Ginecobstetricia y aquellos neonatos que son referidos desde otros centros asistenciales de la región occidental del país. 

De acuerdo con el gobernante, obras como esta constituyen un trascendental avance en las grandes transformaciones que se impulsan en el país desde 2009, periodo en el que inició una reforma al sistema de salud que ha traído grandes beneficios para la población salvadoreña. 

«Ahora el acceso a la salud es totalmente gratuito y ya no existe la llamada cuota voluntaria impuesta a la gente por los gobiernos de derecha», precisó el jefe de Estado.

Asimismo, informó que se ha ampliado la cobertura de salud a todo el territorio nacional a través de los Equipos y Unidades Comunitarias de Salud Familiar, las Casas de la Salud y los Centros Rurales de Nutrición; y se ha invertido en la construcción y mejoramiento de los hospitales públicos.

«En los ocho años de los gobiernos del cambio, hemos casi duplicado el número de las unidades de salud, que pasaron de 377 en 2009 a 750 en este año», dijo. 

Aseguró que otro de los grandes logros de la Reforma de Salud es la reducción de las tasas de mortalidad materna, infantil y de desnutrición, así como el mejoramiento de la calidad de la salud de la niñez, extendiendo la cobertura de vacunación, la cual es una de las mejores en América Latina.

«La nueva Unidad de Cuidados Neonatales garantiza la igualdad de derechos y el desarrollo humano en El Salvador. Obras como esta permiten alcanzar mejores niveles de salud en el país, esa es nuestra visión: profundizar y consolidar un sistema nacional de salud equitativo y universal», concluyó el mandatario.

conversaciones de facebook