Los obras de protección ejecutadas debido a los daños en la bóveda se encuentran ya en su fase final. En esta residencial, los problemas de socavación se acentuaron a raíz del enjambre sísmico que afectó al municipio de San Salvador el pasado 9 de abril de 2017.

Los habitantes de Brisas de San Francisco pronto gozarán de tranquilidad y seguridad en sus viviendas, pues los trabajos, que lleva a cabo el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para reparar los daños en la bóveda ya casi están finalizados. El problema en esa residencial se ubica en la calle principal, senda número 8.

Con los trabajos, se prevendrán fallas en la estructura de la bóveda y su cama de agua, y se evitará la formación de cárcavas y erosión de suelos que ponían en riesgo vidas y bienes materiales de la población que habita o transita en su entorno.

La urbanización fue construida entre 1999 y  el 2000, sin contar con los permisos MOP, ya que esta sobre una quebrada que es un bien del Estado.  Además, la bóveda construida no contaba con las especificaciones técnicas requeridas.

Las obras fueron supervisadas hoy por el ministro de obras públicas, Gerson Martínez, en compañía del fiscal general de la república, Douglas Meléndez, quien se hizo presente al lugar para investigar las irregularidades en torno a la construcción de la residencial.

A consecuencia del enjambre sísmico del 9 de abril de 2017, se acentuaron los problemas de socavación  existentes en la calle Los Eucaliptos de la residencial, originados por la pérdida de material de relleno en bóveda por la filtración de aguas lluvias y pérdida de la cama de agua de la misma.

Las obras fueron ejecutadas con una inversión de $445,108.33, monto fue asumido por el Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID).  

Ha generado 31 empleos directos y más de 60 indirectos. Beneficiará  directamente a 5,385 habitantes de la residencial y colonias aledañas; y a los  habitantes de los municipios de San Salvador y Antiguo Cuscatlán.

conversaciones de facebook