Con una inversión que sobrepasa los $380 mil se entregaron las obras de eliminación de la cárcava número 758, resultado de un esfuerzo coordinado entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y el FOVIAL.

Los trabajos se realizaron en el km 31 de la carretera a Suchitoto, como parte de una apuesta por garantizar la conectividad de las áreas agrícolas y con potencial turístico de la zona paracentral del país.

La obra favorece a los habitantes de los municipios: San Pedro Perulapán, San Bartolomé Perulapía, Oratorio de Concepción, Suchitoto y a más de 1,500 conductores que a diario hacen uso de esta ruta.

El proyecto consistió en la ejecución de obras de protección para la estabilización del talud erosionado, mediante el manejo efectivo del agua superficial a través de la construcción de canaletas, tuberías transversales y siembra de vegetación. Además, la construcción de derramaderos que permitirán evacuar las aguas hacia la parte más baja del talud.

 

Posterior a estas actividades se colocó una nueva capa de asfalto para el rescate del carril que se había perdido por el deslizamiento y que amenazaba con cortar la conectividad de esta vía.

 

Según el Informe Mundial de Riesgo de las Naciones Unidas 2016, El Salvador ha mejorado 11 posiciones en cuanto a reducción de riesgo y vulnerabilidad con respecto a 2009, cuando  ocupó la posición uno. 

conversaciones de facebook