El proceso se desarrollará en las zonas de recarga hídrica de las subcuencas, favoreciendo a 1,500 agricultores.

A un costo de $8 millones será ejecutado el proyecto «Respuesta al Cambio Climático para la Restauración de Zonas de Recarga Hídrica en Subcuencas de San Miguel y Morazán».

Para este fin, unirán esfuerzos el gobierno de El Salvador y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), con el apoyo financiero de Corea, a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA).

La implementación del proyecto beneficiará a 1,500 pequeños productores y sus familias, provenientes de nueve municipios de los departamentos de San Miguel (Uluazapa y Comacarán) y Morazán (San Francisco Gotera, Delicias de Concepción, Cacaopera, Chilanga, San Carlos, El Divisadero y Jocoro).

Con este proyecto, se contribuirá a la restauración de cuatro subcuencas hidrográficas: San Francisco, La Majada y Seco en el departamento de Morazán y Grande de San Miguel, en el departamento de San Miguel, para mejorar o incrementar las zonas de recarga hídrica en los municipios a intervenir.

Asimismo, se construirá resiliencia de pequeños productores en áreas degradadas a través de la rehabilitación y el mejoramiento de sus medios de vida, para incrementar su seguridad alimentaria y nutricional, y su capacidad para adaptarse al cambio climático.

«El Salvador está en la franja que se denomina Corredor Seco Centroamericano, fenómeno que consiste en la escases de lluvia en las temporadas normales e impacta a 102 municipios, por ello el proyecto esta ajustado a una realidad de adaptación al cambio climático y a la capacidad de generar la adaptación adecuada de los seres humanos, crear por sus propios medios las capacidades de sobrevivir», manifestó el ministro de agricultura, Orestes Ortez.

conversaciones de facebook