El gobierno, en voz del Canciller Hugo Martínez, defendió la relevante contribución de las mujeres y hombres salvadoreños que trabajan en la nación norteamericana y contribuyen a su progreso.

“No vamos a permitir que se estigmatice a la comunidad migrante” que reside y trabaja en Estados Unidos, expresó hoy con firmeza el canciller de la República, Hugo Martínez, al anunciar que el gobierno no dudará en acudir a instancias internacionales en el caso de una violación a los derechos de compatriotas en ese contexto.

Durante su intervención en Casa Abierta, que hoy reunió al Presidente Salvador Sánchez Cerén con representantes de los salvadoreños en el exterior, el jefe de la diplomacia salvadoreña rechazó declaraciones en torno a los migrantes salvadoreños.

Hay que diferenciar que la mayoría es gente honrada, “que trabaja hasta tres turnos en los Estados Unidos para contribuir a esa economía y para contribuir a nuestra economía” y el “pequeño grupo de criminales” que pertenecen a una “organización criminal trasnacional que, por cierto, no solo está integrada por salvadoreños, y que, por cierto, se originó en una de las calles de los Estados Unidos, de Los Ángeles”.

“Rechazo categóricamente que se quiere poner en solo paquete a toda la comunidad migrante, acusando a la comunidad migrante de crímenes, acusando a la comunidad migrante de delitos, criminalizando a la comunidad migrante, estigmatizando a la comunidad migrante”, dijo el canciller Martínez.

El funcionario destacó que 190 mil salvadoreños están actualmente amparados al TPS en Estados Unidos, de ellos el 53% tienen una hipoteca en E.E.U.U y están pagando por su lugar de vivienda.

El 85% habla inglés, el 88% son fuerza laboral activa en los Estados Unidos y el 37% completó ya el nivel de enseñanza preuniversitario.

Del total de compatriotas que tienen TPS, 37 mil trabajan en la construcción, 22,500 trabajan en restaurantes y otros servicios, unos 12 mil trabajan en la agricultura y jardinería y 7,900 trabajan en hotelería. 

“El 10% de ellos (de los amparados al TPS) tienen sus propios negocios y dan empleos a otros salvadoreños y a otros ciudadanos de otras partes del mundo, incluidos algunos norteamericanos”, expresó el canciller.

 Asimismo, el 56% cotiza a la salud y a la seguridad social en los Estados Unidos.

“Entonces, no podemos aceptar -bajo ninguna circunstancia- que se quiera poner en un mismo paquete a la comunidad salvadoreña migrante, que es una comunidad honrada, pujante, trabajadora, con un pequeño grupo de personas que están en las organizaciones criminales”, afirmó.

Añadió que “si Estados Unidos quiere combatir a las organizaciones criminales, estamos listos para hacerlo junto a ellos. Aquí estuvo el fiscal (Jeff) Sessions, hace dos días, e intercambiamos información sobre eso”.

Al reafirmar que el gobierno del Presidente Sánchez Cerén no permitirá que se estigmatice a nuestra comunidad migrante, anunció que se usarán los recursos legales en Estados Unidos para proteger a nuestra comunidad migrante.

“Y en el momento que se viole un derecho de un compatriota migrante vamos a acudir también a las instancias internacionales”, dijo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

conversaciones de facebook