El mandatario salvadoreño y el director de esta agencia de la ONU participan en la V Cumbre de la CELAC.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén se reunió esta mañana con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, a quien agradeció la cooperación recibida en temas relacionados al empoderamiento de la mujer rural, la agricultura familiar y la seguridad alimentaria y nutricional.

 El encuentro tuvo lugar en el marco de la celebración de la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se celebra en  Punta Cana (República Dominicana), cónclave en el que El Salvador recibirá la presidencia pro témpore de este importante organismo.

 En la reunión, el jefe de Estado agradeció además todo el respaldo técnico recibido por la FAO en la elaboración de la Estrategia de Género para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la CELAC, así como su apoyo para la  aplicación del mismo en El Salvador.

 De igual forma, el gobernante externó el interés de seguir contando con la colaboración de la FAO durante la gestión de El Salvador en la presidencia pro tempore de la CELAC.

 Por su parte, José Graziano da Silva reiteró la voluntad de la FAO para  continuar apoyando al país con la promoción de la seguridad alimentaria y nutricional, tanto a nivel nacional como regional, especialmente bajo su ejercicio en la presidencia pro témpore.

 Destacó además la importancia de trabajar sobre  temas que afectan la salud de las personas como la obesidad, y aquellos  relacionados con los efectos del cambio climático.

 En este sentido, señaló la necesidad de  desarrollar acciones conjuntas a nivel subregional entre los países que integran el llamado corredor seco centroamericano, que permitan atender efectivamente los efectos de los recurrentes periodos de sequias y disminuir sus daños sobre las actividades agrícolas y la población vinculada a estas actividades. 

 De acuerdo con la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, adoptada en 2011, la seguridad alimentaria  y nutricional es concebida como “el derecho de todas las personas a gozar de una forma oportuna y permanente de acceso físico, económico y cultural a una alimentación en la cantidad y calidad adecuadas”.

 Establece además que esta alimentación debe garantizar “una vida saludable y contribuir a su desarrollo productivo y digno, en condiciones equitativas, sin comprometer el desarrollo económico y la sustentabilidad del medio ambiente”.

 Desde el 2009 el Gobierno de El Salvador asumió el compromiso de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional como un derecho humano de la población, estableciéndolo como una prioridad en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014–2019 y en el Plan Estratégico de Seguridad Alimentaria y Nutricional (2013-2016).

 Ambas iniciativas retoman los desafíos identificados para el abordaje integral de la seguridad alimentaria y nutricional, su relación con los factores sociales, económicos, políticos y aquellos derivados del cambio y variabilidad climática.

 

San Salvador, 25 de enero de 2017.

conversaciones de facebook