“Todos debemos unirnos en oración a nuestros obispos que están en Roma, para que ese milagro sea concedido y podamos tener, no solo a un beato, sino también a un santo, el santo que para El Salvador es santo desde su martirio”: Presidente Salvador Sánchez C erén

El gobernante pidió sumarse a las oraciones de los obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador, quienes visitan la Santa Sede por invitación del Papa Francisco y están dando un nuevo impulso al proceso de canonización del mártir salvadoreño.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró que el impulso que la Conferencia Episcopal de El Salvador realiza en el Vaticano al proceso de canonización del beato Óscar Arnulfo Romero es visto con esperanza por el pueblo salvadoreño, al cual llamó a unirse en oraciones para que este proceso culmine exitosamente lo más pronto posible.

“Estamos llenos de alegría y llenos de esperanza, porque nuestros obispos están en el Vaticano, en Roma, orando para la canonización de monseñor Romero, que es también el reconocimiento a todas su obra, el reconocimiento a todo su legado”, aseguró el jefe de Estado durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en el municipio de Panchimalco.

El estadista recordó que el martirio de monseñor Romero fue producto del odio a la fe que profesaba, mediante la cual predicaba la justicia social y la inclusión de los más humildes.

“Ahora estamos a la espera de un milagro para que a partir de ese milagro monseñor Romero pueda ser canonizado”, expresó el gobernante.

“Todos debemos unirnos en oración a nuestros obispos que están en Roma, para que ese milagro sea concedido y podamos tener, no solo a un beato, sino también a un santo, el santo que para El Salvador es santo desde su martirio”, añadió.

conversaciones de facebook