El presidente Salvador Sánchez Cerén se reunió hoy con el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimento (PMA), David M. Beasley, quien reiteró el compromiso de seguir apoyando al país a través de los diferentes programas que esta organización de las Naciones Unidas implementa en beneficio de la población salvadoreña.

El ministro de relaciones exteriores, Hugo Martínez, informó que en el encuentro, celebrado en Casa Presidencial, se abordaron dos temas centrales, uno de ellos es generar mayor crecimiento económico y oportunidades para luchar contra la pobreza y el hambre.

«El segundo tema giró en torno a cómo, desde la lucha contra la pobreza y contra el hambre y a través de la generación de oportunidades, podemos disminuir las migraciones. Nos decía que por cada punto porcentual que se reduce el hambre en un país, puede incidir en reducir dos puntos porcentuales la migración», informó el ministro.

Aseguró que durante el encuentro el director Beasley reiteró al mandatario su compromiso de seguir «abogando con Estados Unidos y los otros países donantes, en la dirección de fortalecer» todos los programas que desarrolla el PMA con las diversas instituciones de gobierno.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) es parte de la ONU y trabaja en la  lucha contra el hambre en todo el planeta. Parte de su labor consiste en llevar alimentos a donde más se necesite para salvar las vidas de las víctimas de desastres naturales, de las guerras o conflictos civiles. Una vez que las emergencias han pasado, apoyan a las comunidades a reconstruir sus vidas y ser autosuficientes.

A la reunión también asistieron el subsecretario técnico y de planificación, Alberto Enríquez Villacorta; el director regional del PMA para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto; el representante del PMA en El Salvador, Nils Grede, y el director adjunto del PMA en El Salvador, Marco Selva.

conversaciones de facebook